Nuevo plan de Movilidad 4s

 

Las propuestas de movilidad presentadas buscan facilitar a las autoridades locales enfrentar todos estos desafíos con soluciones integrales que permitan alcanzar el bienestar de todas las personas en el corto plazo.

Posts relacionados

Aún antes de la emergencia sanitaria global por la propagación de la COVID-19, la sociedad mexicana ya necesitaba urgentemente transformaciones profundas para afrontar responsablemente los retos de movilidad y bienestar, considerando los desafíos de salud, seguridad y emergencia climática.

 

La urgencia de adaptar sociedades y ciudades para reactivar la economía de una forma saludable, segura, sustentable y solidaria ha llevado a un grupo de organizaciones, asociaciones, consultores, investigadores y activistas a elaborar un plan de movilidad para una nueva normalidad, denominado Movilidad 4s para México: Saludable, Segura, Sustentable y Solidaria.

 

Su elaboración en conjunto con la Secretaría de Salud (SSA), la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la oficina de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en México, se desarrolló con el objetivo de proponer una respuesta integral ante las necesidades de movilidad de personas y mercancías durante la reactivación escalonada posterior a la emergencia sanitaria, así como para impulsar la preparación de protocolos en la materia para prevenir futuros desafíos.

 

Las propuestas de movilidad presentadas buscan facilitar a las autoridades locales enfrentar todos estos desafíos con soluciones integrales que permitan alcanzar el bienestar de todas las personas en el corto plazo.

 

El documento propone cuatro ejes rectores que derivan en 12 estrategias y 7 metas, acompañados de una batería de indicadores para medir de forma objetiva los resultados de cada estrategia y contar así con una herramienta con la cual sea posible ajustar y adaptar cada medida a las necesidades de cada entidad federativa y municipio del país.

 

Este plan propone transitar a la nueva normalidad, mediante la adopción de protocolos que faciliten la movilidad cotidiana, coadyuven al bienestar de todas las personas garantizando el acceso a los servicios y mejoren la distribución de mercancías, reduciendo con ello el riesgo de contagio en las ciudades y zonas metropolitanas, y la afectación al medio ambiente. Transitar de la movilidad restringida a una que se haga de la manera más segura, incluyente, accesible y resiliente.

 

La movilidad permite a todas las personas acceder a empleo, educación, salud, cultura, servicios básicos (agua, electricidad, alimentación), convivencia, recreación y en general al ejercicio pleno de sus derechos, sin exclusión. También permite que las mercancías fluyan a lo largo de la cadena de suministro, desde sus productores hasta los consumidores y prestadores de servicios. Ninguna actividad económica es ajena a la forma en que personas y mercancías se desplazan, de ahí la importancia de garantizar una reactivación económica que proteja empleos y derechos, y siente las bases para una movilidad más inclusiva, eficiente y sustentable.