Reinicia construcción de termoeléctrica Morelos

 

Es una obra que faltan poco para concluirse y comience a operar, que generará energía eléctrica para todo el estado de Morelos.

Posts relacionados

El Proyecto Integral Morelos (PIM) es una obra que data del 2012, la cual se retomó en el actual gobierno, después de que se sometiera a consulta en febrero del 2019. Es una obra que falta poco para concluirse y comience a operar, la cual generará energía eléctrica para todo el estado de Morelos.

 

En el proyecto se destinarán alrededor de 20,000 millones de pesos, lo cual contempla la construcción de dos centrales termoeléctricas en la comunidad de Huexca, Morelos; un gasoducto de 150 kilómetros que atravesaría Tlaxcala, Puebla y Morelos y un acueducto desde Cuautla, con una longitud de 10 kilómetros. Se prevé que comience a operar a finales del presente año.

 

Los pobladores de la zona han indicado riesgos y daños que generaría la obra e interpusieron amparos, por lo que se podía continuar con el proyecto.

 

Cabe señalar que después de que se realiza la consulta y la población da el aval de que se realice el proyecto, ejidatarios de la zona interpusieron amparos, en los que indicaron que el proyecto significa una disminución en caudal del riego.

 

Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación, explicó que en relación con la situación legal, dijo que ya están resueltos jurídicamente todos juicios de amparo y se puede continuar con el proyecto.

 

Entre los asuntos que se demandaban, en dos de ellos implican la suspensión definitiva de la obra, por lo que el gobierno realizó pruebas de hidrología forense, que determinaron que el proyecto no causaba una falta de suministro de agua en los canales de riego, dijo la secretaria de Gobernación.

 

Agregó: “los dos amparos relacionados con el nivel de suministro de agua se sobreseyeron, en lo principal y fue confirmada esta resolución por el juez de distrito por el tribunal colegiado de circuito, ya que no hubo una afectación a los derechos de los ejidatarios”.

 

Al no existir ninguna suspensión, la Comisión Nacional de Agua (Conagua) otorgó permisos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para continuar con el proyecto.