Alistan construcción de Otay Mesa II

 

La vialidad que en un futuro se convertirá en el amplio boulevard Las Torres, conducirá desde el boulevard industrial hasta la nueva garita internacional Otay II en Tijuana y Otay Mesa East, del lado estadounidense, ubicada unas tres millas al este de la garita Mesa de Otay.

 

Posts relacionados

Bajo una serie de torres eléctricas gigantes se encuentra trazada la vialidad que en un futuro se convertirá en el amplio boulevard Las Torres y que en una milla conducirá desde el boulevard industrial hasta la nueva garita internacional Otay II en Tijuana y Otay Mesa East, del lado estadounidense, ubicada unas tres millas al este de la garita Mesa de Otay.

 

Para que eso suceda hay un proyecto que se planeó hace más de veinte años entre Estados Unidos y México y que ahora depende de una línea de tiempo, acordada por ambos países para comenzar una construcción en septiembre de 2022 y abrir el puerto en algún punto de 2024.

 

Del lado estadounidense, ya se puede apreciar el avance en la construcción de la Ruta Estatal 11, una vía de acceso que conectará la nueva entrada con las carreteras 94 y 125. La obra inició en diciembre de 2019 con una inversión de 565 millones de dólares, según Mario Orso, director del proyecto con el Departamento de Transporte de California o Caltrans.

 

En Baja California, Karen Postlethwaite Montijo, titular de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE), dijo que el proyecto tendrá un costo de 3,200 millones de pesos (173 millones de dólares, aproximadamente) que serán destinados a la construcción del acceso y la compra de tierra. Hay alrededor de 40 viviendas que serán retiradas e indemnizadas para la realización del proyecto. Recientemente las autoridades mexicanas consolidaron el derecho de vía en la zona que comprende el proyecto.

 

Mediante un recorrido por el área en la colonia Magisterial en Tijuana, se pudo constatar que la zona del proyecto junto a un parque industrial y el cerco internacional de bolardos oxidados, no cuenta con construcciones mayores, se trata en su mayoría de terrenos baldíos que son empleados para estacionar o guardar plataformas de carga.

 

En el otro extremo del proyecto, las grandes torres de acero detienen una línea de alto voltaje a través de la cual las regiones de California y Baja California comparten la red eléctrica. Las estructuras serán reemplazadas por postes de concreto y la vía será equipada con seis carriles de acceso que toparán con el muro internacional, doblarán a la izquierda y conectarán con el puerto de entrada.