Puente Hong Kong–Zhuhai–Macao

 

El macroproyecto arquitectónico en construcción, puente Hong Kong–Zhuhai–Macao, consiste en una serie de puentes y túneles que conectarán Hong Kong, Macao y Zhuhai, las tres ciudades principales del delta del río de las Perlas en China.

Posts relacionados

El macroproyecto arquitectónico en construcción, puente Hong Kong–Zhuhai–Macao, consiste en una serie de puentes y túneles que conectarán Hong Kong, Macao y Zhuhai, las tres ciudades principales del delta del río de las Perlas en China.

 

Esta infraestructura ha sido concebida para dotar de una mayor capacidad de comunicación entre dos áreas densamente pobladas separadas por el estuario de un gran río. Este enlace de 55 km que se calcula que costará más de 9.5 mil millones de dólares permitirá reducir la comunicación entre Hong Kong y Macao o Zhuhai de las actuales tres horas a tan sólo treinta minutos.

 

Debido a la poca profundidad de las aguas se plantea una instalación de tramos elevados sobre grandes pilares reforzados con pilotes que permitan el paso de las embarcaciones pequeñas y medianas. La sección más larga del puente tiene 29.6 kilómetros de largo e incluye tres tramos atirantados de entre 280 y 460 metros que, aumentando su altura y luz, permitirán el paso de embarcaciones todavía mayores. El puente contará de una doble calzada de tres carriles con mediana de separación, estará preparado para resistir un fuerte oleaje y se calcula una vida útil de 120 años.

 

El túnel en vez de ser excavado ha sido realizado mediante una regularización del lecho marino sobre la que se han ido depositando largas secciones de hormigón armado con un doble refuerzo central que divide la pieza en dos zonas principales para el tráfico rodado y una tercera oquedad central de dos alturas que se usará para instalaciones y salidas de emergencia.

 

La construcción comenzó el 15 de diciembre de 2009, se completó la conexión de los diferentes tramos en septiembre de 2016 y se espera que esté completo y entre en funcionamiento a finales de 2017.

 

Una vez en funcionamiento, se espera que el enlace reduzca el viaje entre las tres ciudades, que ahora es de más de tres horas por carretera, a solo 30 minutos.