Etapa final de la Línea 3

 

El proyecto de infraestructura más importante del estado de Jalisco, la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara inició su etapa final con la conclusión del tramo subterráneo. Se espera que en octubre el proyecto, que tomó más de cuatro años y requirió una inversión de 25,000 millones de pesos de recursos federales, entre en marcha.

Posts relacionados

El proyecto de infraestructura más importante del estado de Jalisco, la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara inició su etapa final con la conclusión del tramo subterráneo.

 

La construcción de la Línea 3 registra un avance de 96 por ciento y se espera que entre en operación en el mes de octubre para ofrecer un transporte público rápido, eficiente y seguro.

 

El proyecto cubrirá 21.3 kilómetros entre los municipios de Zapopan, Guadalajara y Tlaquepaque, en una ruta que cruzará la ciudad y recorrerá las principales vialidades de la urbe para movilizar hasta 250 mil usuarios diariamente.

 

"Es el corredor más importante de la zona metropolitana que conectará con las líneas 1 y 2, con el (sistema de BRT) Macrobús y en un futuro con el Peribús y otras líneas de Metro", dijo Rodolfo Guadalajara, director general del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), organismo del Ejecutivo estatal.

 

La mayor parte de las 18 estaciones que tendrá la línea están en un grado importante de avance, incluso las cinco subterráneas, las cuales representaron un reto para los ingenieros responsables debido a las condiciones del subsuelo y a que pasan por el centro de la ciudad, una de las zonas con mayor número de edificios antiguos.

 

"Las estaciones subterráneas son las más complejas. Las elevadas al final de cuentas era un reto armarlas; era un rompecabezas de piezas prefabricadas y las armamos. Se cumplió con eso y solamente las subterráneas fueron las que costaron más trabajo", indicó Rodolfo Guadalajara durante un recorrido por las obras.

 

En las entrañas del centro de la ciudad, unas 400 personas trabajan las 24 horas del día para dar forma a las estaciones, colocar las vías por donde pasará el tren y dejar listos los espacios que las conectarán con la línea 2 y con lugares públicos como la Plaza Guadalajara o el Andador Alcalde.

 

El túnel que atraviesa las cinco estaciones subterráneas a 30 metros de profundidad fue logrado con la intervención de la tuneladora, una máquina de 2.200 kilos de peso que pertenece a la empresa española Sacyr. Luego de meses de trabajo continuo para abrirse paso a lo largo de cinco kilómetros, la máquina que hizo posible el tren de alta velocidad AVE Barcelona-París, saldrá al exterior y ello permitirá agilizar la construcción de las estaciones subterráneas que quedan por terminar al final del túnel, afirmó el titular de Siteur.

 

"Se va a concluir sin mayor percance y nos permitirá avanzar de lleno a la construcción de las estaciones subterráneas (como la de), Independencia, que es la que queda al final por la forma de construir, (y) Plaza de la Bandera, que es subterránea pero se hizo a cielo abierto, que es por donde saldrá la tuneladora", adelantó.

 

Se espera que en octubre el proyecto, que tomó más de cuatro años y requirió una inversión de 25,000 millones de pesos de recursos federales, entre en marcha. La mayoría de estaciones quedarán listas entre junio y julio con la intención de afinar detalles y hacer pruebas con los trenes automáticos franceses fabricados en Barcelona.