Torre de Reforma, mejor rascacielos del mundo

 

La Torre Reforma, un edificio de 246 metros de altura en el centro de Ciudad de México, obtuvo el Premio Internacional de Rascacielos 2018; elegido por unanimidad por un jurado internacional como el rascacielos más innovador del mundo.

 

Posts relacionados

La Torre Reforma, un edificio de 246 metros de altura en el centro de Ciudad de México, obtuvo el Premio Internacional de Rascacielos 2018; elegido por unanimidad por un jurado internacional como el rascacielos más innovador del mundo.

 

El arquitecto mexicano Benjamín Romano, el diseñador del edificio, recibió el premio entregado en conjunto por el gobierno de la ciudad alemana de Fránkfurt, el Museo de Arquitectura Alemana y el banco DekaBank. El galardón se entrega desde 2003 tras un proceso mundial de selección de rascacielos de más de 100 pisos alrededor.

 

Benjamín Romero dijo tras recibir el premio que este proyecto fue un desafío conjunto de arquitectos, ingenieros y desarrolladores por la complejidad estructural, ambiental y financiera. "Creo que la mejor arquitectura es la que encuentra la respuesta a estos retos. El que emana de las necesidades, el contexto y la realidad, y no solo de la imaginación de alguien o el gusto estético", comentó.

 

El edificio, finalizado en 2016, se ubica en el Paseo de la Reforma de Ciudad de México, una avenida emblemática del centro de la capital mexicana en donde se encuentra la mayoría de los rascacielos de la urbe.

 

La Torre Reforma tiene 57 niveles y está ocupado predominantemente por oficinas corporativas, pero también alberga un área comercial y un auditorio panorámico. Este edificio es el único en el país con el distintivo LEED Platino, por su diseño inteligente que ahorra 25 por ciento más energía que otros edificios, y por el uso de 85 por ciento de materiales mexicanos que evita la huella de carbono que se genera al transportar materiales desde lugares apartados al sitio de la construcción.

 

Los jueces también resaltaron el diseño de las paredes externas de hormigón del edificio, las cuales están dispuestas como un libro abierto.