Primer museo ecológico del mundo

 

El Museo de sitio de Xochicalco es el primer museo ecológico del mundo. Su proyecto inició en 1993, y fue desarrollado por Rolando J. Dada y Lemus, arquitecto mexicano. 

Posts relacionados

El Museo de sitio de Xochicalco es el primer museo ecológico del mundo. Su proyecto inició en 1993, y fue desarrollado por Rolando J. Dada y Lemus, arquitecto mexicano. Las investigaciones de la ciudad indígena y la construcción del museo formaron parte del programa gubernamental para celebrar los 500 años del viaje de Colón.

 

La Zona Arqueológica de Xochicalco fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999. Fue el primer museo ecológico del mundo y hoy es un modelo de diseño sustentable y casi autónomo.

 

Conduce y usa la luz natural, obtiene la electricidad transformando los rayos solares mediante celdas fotovoltaicas. Capta en sus techos las lluvias y las descarga en sus depósitos subterráneos de 550 mil litros de capacidad. Las aguas negras son tratadas y dedicadas al riego de los jardines. Con los ahorros que hace el museo en algunos años más se habrá pagado completamente y todo lo demás será ganancias.

 

El museo está asentado en un terreno de 12 mil 676 metros cuadrados, que no cuenta con servicios urbanos de agua potable, drenaje, ni electricidad. Por ello, debió ser concebido como un edificio autosuficiente en sus servicios y climatización.

 

En este inmueble se explica la forma como eran elaborados los objetos de uso cotidiano tanto domésticos, laborales como religiosos. Al mismo tiempo, en el Museo de Sitio de Xochicalco se exhibe una gran variedad de deidades prehispánicas específicamente las de Xochicalco. También se encuentra una recreación de una casa con sus objetos y la forma en que ellos estaban distribuidos en la casa.

 

En el museo hay una colección formada por objetos arqueológicos provenientes de las excavaciones en la zona, tales como, la cerámica y la escultura. Estos objetos están distribuidos en cada sala del inmueble donde el visitante puede conocer con detalle los aspectos territoriales de Xochicalco, su flora y fauna durante su época de ocupación, así como también, las relaciones comerciales con otras poblaciones.