Bioconcreto, el concreto que se auto repara

 

El concreto es el material de construcción más utilizado en el mundo. Pero es propenso a las grietas, lo que significa que las estructuras deben reforzarse considerablemente con el acero pero esto no evita las fisuras.

 

Posts relacionados

El concreto es una mezcla de áridos, cemento, aditivos y agua, y se utiliza en edificación y obra civil para la realización de estructuras armadas o de masas, pero ¿y el concreto que se auto repara? 

 

El concreto es un material compuesto se encuentra formado esencialmente por un aglomerante al que se añade partículas o fragmentos de un agregado, agua y aditivos específicos.

 

El concreto es el material de construcción más utilizado en el mundo. Pero es propenso a las grietas, lo que significa que las estructuras deben reforzarse considerablemente con el acero pero esto no evita las fisuras.

 

La Universidad Tecnológica de Delf, en los Países Bajos, trabaja en un cemento experimental que al mezclarse con una bacteria, una simbiosis, ayuda a la reparación de las fisuras propias del concreto.

 

Las expertos que llevan a cabo este experimento son Eric Schlangen, experto en concreto, y el micro biólogo Henk Jonkers.

 

Una característica del concreto común es que al paso del tiempo aparecerán en su superficie micro-grietas. El nuevo tipo de concreto creado por estos puede repararse a sí mismo al cerrar las micro-grietas y, por lo tanto, protegerse del ingreso de gases y líquidos nocivos que pueden afectar su durabilidad.

 

Los agentes de curación de base biológica han mostrado resultados prometedores con respecto al rendimiento de sellado de grietas.

 

"Las micro-grietas son una parte del proceso de endurecimiento y no causan directamente la pérdida de fuerza. Las fracturas con una anchura de aproximadamente 0.2 milímetros son permitidas bajo las normas utilizadas por la industria del concreto.

 

Esta nueva forma de concreto utiliza microfibras en el lugar de bits más gruesos de arena y grava que se utiliza en la mezcla del cemento tradicional.

 

Las fibras permiten que el compuesto final se doble con una fracturación mínimo y si se produce la fractura, las grietas tienden a ser menos de 50 micras de ancho. Cuando se forman estas pequeñas grietas, el concreto fraguado absorbe la humedad del aire.

 

Cuando se hace esto, el concreto en la grieta se vuelve más suave y, finalmente, "crece" hasta que la grieta se rellena.

 

Al mismo tiempo, los iones de calcio dentro de la grieta absorben la humedad junto con el dióxido de carbono del aire.

 

Esta reacción forma un material de carbonato de calcio que es similar al material que se encuentra en las conchas marinas. Este rebrote y solidificación de carbonato de calcio renueva la resistencia del concreto agrietado. 

 

El principal reto es garantizar que el agente de curación sea lo suficientemente resistente para sobrevivir el proceso de mezcla. Pero, para ello, dice el Dr. Jonkers, "tenemos que aplicar un revestimiento a las partículas, lo cual es muy caro".

 

Con el concreto auto reparador se espera una mejora considerable de la vida útil del mismo (y de la protección de las armaduras de su interior), brindando un ahorro en los costes y permitiendo que las construcciones sean aún mucho más rentables.