Nueva infraestructura en Puebla

 

El titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú, junto con el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, puso en operación dos pasos superiores vehiculares y un libramiento. 

Posts relacionados

Durante la puesta en operación de los pasos superiores vehiculares “San Rafael Comac”, “Chipilo I” y el Libramiento La Galarza-Amatitlanes, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, afirmó que el propósito del presidente Andrés Manuel López Obrador, es aplicar los recursos nacionales en las acciones que optimicen la infraestructura, en beneficio de la población para promover el desarrollo regional.

 

Acompañado del gobernador del estado de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, el titular de la SCT explicó que el presupuesto que se ejerce este año para mantenimiento y conservación de la infraestructura carretera, el más alto de los últimos 25 años en términos reales, permitirá dedicar a la región poblana 557 millones de pesos, casi seis veces más que la inversión en 2018, para la conservación de las vialidades federales libres de peaje. Además, para el estado de Puebla se consideró una inversión de 667 millones de pesos para la conservación de las autopistas México-Tuxpan y el Libramiento La Galarza-Amatitlanes.

 

Jiménez Espriú expresó que la puesta en operación del paso superior vehicular “San Rafael Comac”, en el que la actual administración invirtió 50 millones de pesos; del paso superior vehicular “Chipilo I”, 40 millones, y del Libramiento La Galarza-Amatitlanes, 130 millones, son obras de importancia para los poblanos, porque mejoran la movilidad y la calidad de vida. Estos dos puentes, dijo, permitirán a los más de 17 mil vehículos que a diario transitan, ahorros importantes en tiempo y un aumento en la eficiencia del transporte en su conjunto, en beneficio de ocho municipios y más de 380 mil habitantes de la región.

 

Por su parte, el gobernador poblano, Miguel Barbosa Huerta, destacó: “En Puebla, con la vigilancia y conocimiento de la Federación y de la SCT, queremos presentar todo un proyecto completo de carreteras.  Queremos trabajar juntos y necesitamos la ayuda de la Federación”. Añadió que las tres obras de infraestructura que hoy se ponen en operación, permitirán mejor movilidad y anunció que su gobierno ya tiene un plan para la región, que pronto será presentado al secretario Jiménez Espriú.

 

En su oportunidad, el director general del Centro SCT Puebla, Ricardo Alarcón Abarca, informó que las tres vialidades que se pusieron en operación en esta entidad suman una inversión total de 966.89 millones de pesos.

 

El paso superior vehicular “San Rafael Comac”, con una longitud de 940 metros tuvo una inversión de 108.02 millones de pesos y se localiza en el municipio de San Andrés Cholula; mientras que el de “Chipilo I”, de 122.07 millones de pesos de inversión y una longitud de mil 920 metros se ubica en el municipio de San Gregorio Atzompa. Ambas obras -con dos carriles por sentido- forman parte de la carretera Puebla-Atlixco, tramo Periférico Ecológico-Atlixco, y beneficiarán a 381 mil 643 habitantes de los municipios de San Andrés Cholula, Ocoyucan, Santa Isabel Cholula, Puebla, San Gregorio Atzompa y Atlixco y se prevé un tránsito de 17 mil 656 vehículos, a velocidades de entre 80 y 90 kilómetros por hora.

 

En tanto que el Libramiento La Galarza-Amatitlanes, que se localiza en los municipios de Tepeojuma, Izúcar de Matamoros, Tlapanala y Tilapa, de 14.8 kilómetros, tuvo una inversión de 736.8 millones de pesos y beneficiará a 106 mil 600 habitantes de las regiones mencionadas.